La «nueva» marca PRI

Por Christián Gutiérrez

Anuncios

Los priístas realizaron su XXIII Asamblea Nacional en la ciudad de México y se interconectaron en línea con los estados de la República, para comunicar sus compromisos y «nuevas» características como marca política.

¿Qué prometieron los priístas? La idea de «arrebatarle» la presidencia de la república a López Obrador en 2024.

Como partido avanzan hacia nuevos tiempos, pero más allá de un avance necesario, es importante conocer, para entender, cómo decidieron redefinirse como marca política.

El coordinador del grupo parlamentario del PRI en San Lázaro, Rubén Moreira, apenas minutos después de la Asamblea tuiteó lo siguiente:

Por mandato de la #23AsambleaPRI somos un partido de centro izquierda. Somos social demócratas, feministas, ambientalistas, enemigos de la discriminación, progresistas, aliados de las causas populares. Le dimos una patada al neoliberalismo que nos impusieron desde el poder.

Rubén Moreira. Fuente: https://twitter.com/rubenmoreiravdz/status/1469839598515896325?t=ENeysUhcQ7l656qAPUGYEA&s=08

En estos cuatro renglones, lo dice todo. Desde mi perspectiva, López Obrador los venció en la comunicación y por extraño que parezca, han decidido profundizar la narrativa del presidente de México, enriqueciendo el concepto rector de que, ser nacionalista y populista, es lo mejor en un país como México.

Desde luego, tengo la impresión que no se dan cuenta que enriquecerán la narrativa lópezobradorista, salvo que logren convencer a los votantes de que son una verdadera «tercera vía».

¿Por qué lo digo? Veamos:

Anuncios
  1. Que se digan de centro izquierda no es ninguna novedad; son socialdemócratas desde hace varios años y así está establecido en sus documentos básicos, sin embargo, está demostrado que esos conceptos no se comprenden.
  2. Que se digan ambientalistas, tampoco es nuevo, sin embargo, este reconocimiento les significará un balazo en el pie, sobre todo, por el hecho de asumirse implícitamente nacionalistas; al serlo, dejaron la puerta abierta para aprobar la reforma eléctrica como la plantea López Obrador, lo cual es contrario a una política de energías limpias señalado así por especialistas.
  3. El que se digan aliados de las causas populares, los retrata como populistas, iguales a López Obrador y entonces aquí decidieron competir en la misma categoría del presidente mexicano: el populismo, ese que gusta, pero no cura. Claro está que arrancarán en desventaja contra el populismo presidencial y del Morena.
  4. Y lo más increíble, es que decidieron dejar de lado el neoliberalismo; ese que llegó con Miguel de la Madrid en 1982, que se consolidó con Calos Salinas de Gortari en 1988 y con Ernesto Zedillo hasta el 2000. Fox, Calderón y Peña, también fueron ramas de ese árbol neoliberal, lo cual cambio con López Obrador que decidió proyectarse y comunicarse como nacionalista con añoranza en las décadas de los 60 y 70 del siglo XX. Por supuesto que AMLO también se comunica populista, al operar como lo hacía el antiguo régimen, a través de programas asistencialistas para generar clientelas electorales.

La pregunta que me hago es: ¿por qué decidieron darle una patada al neoliberalismo como lo expresó el diputado Moreira? 

Anuncios

Me queda claro que López Obrador les va ganando. La propaganda del presidente los apabulla y no saben cómo reaccionar; tan es así, que decidieron «redefinirse» lo más parecido al propio López Obrador, o por lo menos así lo entiendo con esos cuatro renglones de Rubén Moreira en Twitter.

Habrá que ver y analizar qué dicen el resto de los miles, cientos de miles o millones de priístas.

Pero en este marco, se están pegando un segundo balazo al pie; ¿por qué? porque al convertirse en lo más parecido a López Obrador, se meten a competir en la misma categoría liderada este; lo peligroso, es que AMLO les lleva demasiada ventaja en el posicionamiento de sus narrativas, reforzadas por encuadres psicológicos y culturales.

Imagine que los priístas acaban de crear un refresco de cola y decidieron venderlo y ponerse a competir en el mismo anaquel (góndola como se le llama en marketing), en donde López Obrador ya vende Coca-Cola. No es imposible ganarle, pero lo parece.

Es aquí en donde los priístas tendrán que ser en extremo innovadores con sus narrativas y sus encuadres de comunicación. Decidieron competir de tú a tú, pero tendrán entonces que ser más audaces que López Obrador para atrapar el cerebro de los mexicanos.

Hay cosas que no se comprenden, pero bueno. Hace algunos días le ofrecí una conferencia a los priístas de Michoacán en donde les expliqué la comunicación con encuadres. En realidad, no sé si la trabajarán, lo que sí sé, es que nada les funcionará si no respetan el principio básico de toda marca comercial o política.

Este principio, se obtiene de responder: ¿Qué es una marca?

Quienes han sido mis alumnos en este partido, con facilidad lo sabrán responder.

59673895_2003128579798735_3897497660784902144_n

Christián Gutiérrez

@christian_gtz

México. Cursa una maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

Anuncios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: